segunda-feira, outubro 05, 2015

Presidio de Ushuaia

canto anónimo y poético:
Cuando de mirar hacia el ocaso
Con mi triste mirar de pordiosero
Me resigno a morir como viajero,
Que se rinde al dolor de su fracaso.

La sombra que vendrá desde el ocaso
Me encontrará sentado en el sendero,
Si no puedo llegar, si nada espero

Para que voy a dar un solo paso.

Que se pudra mi cruz entre la escoria
Donde cayó la fé de mi destino
Y se cubrió de lodo mi memoria.

No merezco otro fin, cruel peregrino
Atravesé la noche de mi historia
Dejando sangre humana en el camino.

Nenhum comentário :